Perú necesita nuevas reglas de juego para mejorar a nivel infraestructura

Para suplir el déficit estructural que afecta a Perú, según la opinión de expertos, la única manera de solventarlos es invertir una fuerte cantidad en proyectos considerados urgentes.

Cálculos de especialistas elevan este déficit a U$S 70.000 millones puesto que muchos de los grandes proyectos de los últimos años han sufrido largas paralizaciones o demoras, ya sea por estar relacionadas a escándalos de corrupción como a problemas de títulos, licencias sociales, interferencias políticas, entre otros que afectaron su inicio o plazos de implementación.

En un análisis pormenorizado, los analistas coinciden que es necesario que los proyectos de infraestructura cuenten con cláusulas anti-corrupción, así como también asegurar el saneamiento de los derechos de propiedad sobre los terrenos afectados como condición precedente a cualquier financiamiento, ya que uno de los problemas actuales es el tiempo en que se tarda en expropiar terrenos para que las iniciativas que el país necesita se lleven a cabo.

A pesar de estas condiciones que no están presentes en la mayor parte de las futuras iniciativas de infraestructura, sigue existiendo una gran cantidad de interesados en invertir en el Perú pero esperan mayor claridad en las condiciones que brinda el Estado para incentivar la llegada de capitales.

Deja un comentario