LOGISTICA POST PANDEMIA – análisis de Gastón Greco

Gastón Greco, Master en Logística

Compártelo con tu red

La crisis del coronavirus planteó numerosos desafíos a los operadores logísticos para garantizar que los productos llegaran a los clientes y centros de abastecimiento.

Muchos procesos tuvieron que repensarse y reestructurarse. ¿Se convertirán estos procesos en la “nueva normalidad” en el mundo post pandémico?

La pandemia ha demostrado lo rápido que pueden cambiar el comportamiento y las costumbres de los consumidores y, por lo tanto, las demandas en materia logística.

Para crear cadenas de suministro sostenibles y resistentes, los procesos logísticos deben simplificarse y reinventarse. Las operaciones complejas no funcionan bien en una emergencia. Los
aspectos claves en el futuro de la logística son la reciprocidad y la colaboración.

Si los almacenes, los choferes y los camiones escasean, ¿Qué podría ser más obvio que compartirlos? La instauración de redes y la cooperación beneficiarán a todas las partes involucradas.

A raíz de la pandemia muchos procesos tuvieron que digitalizarse rápidamente, también en el sector de la logística. En tiempos de distanciamiento social está claro cuán obsoleta es la transferencia de información manual o incluso en papel. La digitalización proporciona la base para garantizar que las cadenas de suministro funcionen de manera confiable incluso en condiciones difíciles.

La crisis de COVID-19 no solo está promoviendo la digitalización en la logística, sino que ahora se podrían utilizar otras nuevas tecnologías con mayor rapidez. Los robots de reparto, por ejemplo, han experimentado un verdadero boom. En Inglaterra se utilizan vehículos autónomos para repartir compras y en China transportan suministros médicos. Existe un gran potencial para la innovación en logística, no solo en la última milla con el cliente final, sino también mejorando los costos y tiempos de entrega.

Imágenes de repisas vacías en los supermercados, interminables filas de camiones en las aduanas fronterizas, cuellos de botella en el suministro de productos y materias primas para las industrias, los últimos meses han dejado en claro el papel fundamental y determinante que desempeñan el transporte y la logística para nuestra sociedad.

La política, la economía y los consumidores han reconocido la importancia integral de la logística, lo cual podría cambiar la imagen de la actividad y aumentar el reconocimiento de los expertos en
logística y todos los demás actores que mantienen en marcha la cadena de suministro, por lo tanto, repensar la necesidad de mayor inversión y recursos para el sector. Los operadores logísticos tuvieron que reorganizarse por completo en muy poco tiempo  demostraron que las cadenas de abastecimiento fueron capaces de reaccionar de forma ágil y flexible a las nuevas situaciones y tendencias del futuro. El desafío es el de lograr un cambio estructural en las cadenas de suministros largas y globalizadas, ya que cuanto más larga es la cadena de suministro, menos responde.


Por Gastón Greco – Master en Logística – Santa Cruz – Bolivia


Compártelo con tu red

Deja un comentario