Se intensifican contactos por barco regasificador y venta de excedente de gas

Compártelo con tu red

En las últimas semanas los contactos entre el gobierno uruguayo y las autoridades energéticas de Argentina “se han intensificado”, y parece estar más cerca la posibilidad de que Gas Sayago –integrada por UTE y ANCAP– exporte el excedente de gas que se producirá cuando esté operativa la planta regasificadora que construirá la firma GDF Suez. 


Compártelo con tu red
Compártelo con tu red

En el Poder Ejecutivo no tienen dudas de que la vecina orilla será un “comprador firme” de gas natural, hecho que mejoraría sensiblemente la ecuación económica del proyecto en los primeros años de ejecución, hasta tanto Uruguay no desarrolle políticas para elevar su consumo interno.

La negociación por el contrato de la planta regasificadora está cerrada y se estampará la firma una vez que los directorios de UTE y de ANCAP aprueben el mismo, en un plazo no mayor a dos semanas, estimaron fuentes al tanto de las negociaciones a El Observador (ver nota aparte).

Por otro lado, uno de los informantes adelantó a El Observador que se contratará un barco puente de 170 mil m3 por un período de 18 meses que tendrá un costo de US$ 70 millones, que será compartido por UTE y ANCAP en partes iguales.

En diálogo con El Observador el director nacional de Energía, Ramón Méndez, señaló que en las últimas emanas “se ha ratificado el interés de todo tipo de autoridades” (energéticas, económicas y políticas) del gobierno argentino para efectivamente utilizar el excedente de gas natural licuado (GNL) que tendrá disponible la regasificadora de Gas Sayago. Se espera que la planta comience a operar, si no surge ningún contratiempo, en el primer trimestre de 2015.

“El interés de Argentina expresado en distintos ámbitos ya está de manifiesto. Llegado el momento –tras la puesta en marcha de la planta– se harán los intercambios”, comentó Méndez.

El director de Energía explicó que las condiciones de venta de gas a la vecina orilla se definirán  en 2015.

“Es legítimo que algún miembro de la oposición plantee dudas sobre la palabra del gobierno. (Sin embargo), para nosotros no existen dudas de lo que son las manifestaciones políticas y económicas de Argentina de que es conveniente para ellos utilizar la planta regasificadora”, reafirmó el jerarca de la Dirección de Energía.

Méndez recordó que Argentina tiene un “faltante” de 40 millones de m3 de gas natural; por tanto, resulta “lógico” para este país utilizar la planta regasificadora que construirán UTE y ANCAP. Agregó que bajo “ningún tipo de hipótesis” es factible que ese país pueda revertir su faltante de gas en un período mínimo de tres o cuatro años. Esto teniendo en cuenta los grandes yacimientos de gas natural no convencional (shale gas) descubiertos en Vaca Muerta. “Hay que tener paciencia y ver el momento en que empezará  a funcionar la planta si lo que dice el gobierno (uruguayo) es verdad”, concluyó el jerarca.

Barco “puente” rentable

El barco regasificador “puente” de 170 mil m3 que arrendarán UTE y ANCAP por un período de 18 meses –hasta que GDF Suez construya el barco definitivo– se contratará porque ANCAP llegó a la conclusión que solo para atender su demanda actual –unos 300 mil m3 diarios– “le vale la pena pagar el arrendamiento” de ese buque, dijo Méndez.

En su momento habían surgido dudas en los técnicos de UTE sobre la posibilidad de no utilizar este barco puente porque podría encarecer los costos de generación, teniendo en cuenta que debía hacerse cargo del 90% del costo y ANCAP de solo el 10%.

Luego de una negociación, el ente petrolero ofreció hacerse cargo del 50% y quedó zanjada la discusión. La planta que construirá GDF Suez tendrá una capacidad de 10 millones de m3, y en principio Uruguay tendría para 2015 una demanda máxima de unos 4 millones de m3 diarios.

Fuente: El Observador de Uruguay


Compártelo con tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *