JLV Agencia Aduanal; Comercio Exterior, el faro de nuestra economía

Compártelo con tu red

La mayoría de las actividades productivas han dejado de serlo. Ante la crisis que estamos viviendo (y que comenzó a germinar meses antes de la existencia del coronavirus) quedan poco margen de maniobra para que nuestro país pueda salir adelante sin mayores consecuencias.

Debido al detenimiento de las actividades no esenciales, el principal sector que mantiene a nuestro país a flote es el comercio exterior, y será este el sector clave que nos ayudará a sobreponernos de esta crisis. El fortalecimiento de las relaciones diplomáticas y tratados comerciales con otras regiones del globo deberán ser, por tanto, las medidas indispensables que nuestro país implemente si queremos mitigar los efectos negativos de la pandemia sobre la economía mexicana.

Los operadores logísticos, aduaneros y transportistas siempre hemos formado parte de las actividades esenciales del país, pero al día de hoy, nuestra relevancia se ve multiplicada debido a que el comercio exterior representa el 60% del PIB en México. Entonces es imprescindible crear nuevos tratados comerciales o actualizar los ya existentes debido a que el panorama comercial mundial va a ser muy distinto al que conocíamos hace 3 meses.

Por otro lado, los empresarios y emprendedores que logren superar esta crisis tendrán que buscar abrirse paso en otros mercados que debido a la misma situación serán más competitivos que nunca. 

Se dice fácil, el sector empresarial deberá buscar nuevos socios comerciales en otras partes del mundo para dar a conocer y promover los productos de origen mexicano, sin embargo, si no se cuenta con el apoyo del gobierno para llevar a cabo dichas actividades con las regulaciones, normas y apoyos económicos, será muy difícil que la empresa o productos mexicanos puedan competir en el extranjero.

Dicho de otra forma: la cooperación económica entre países es más importante que nunca y es la industria del comercio exterior la que hace tangible esta cooperación. Hoy importando materiales médicos que hacen falta y el día de mañana exportando productos agrícolas de calidad que el mercado global demande (por poner un ejemplo).

Debemos tener la mira siempre apuntando hacia el desarrollo comercial y no dejar caer nuestro comercio exterior, ya que este es la luz que nos indica hacia dónde debemos ir como país.


Compártelo con tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *