Falta de lluvias afectan a la operatoria del Canal de Panamá

Compártelo con tu red

El cierre de 2019 mostró que los fenómenos naturales pueden «amenazar» a las obras más colosales construidas por el hombre.

Hablamos de la falta de lluvias que ponen en jaque al normal funcionamiento del Canal de Panamá y que podría significar una pérdida importante de ingresos debido a los tránsitos que se ven obligados a usar otras vías.

Según la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), este año las lluvias han estado 27% por debajo del promedio, a lo que se le suma que la temperatura del lago Gatún, el principal afluente del Canal, ha subido 1,5 grados Celsius en la última década, lo que ha producido una pérdida significativa de agua por evaporación. En ese sentido, de los 5.250 millones de metros cúbicos de agua dulce que necesita el Canal para operar de manera sostenida solo se están logrando 3.000 millones, por lo que la situación es realmente compleja.

Para intentar subsanar la situación, la ACP busca nuevas fuentes de agua, subterránea o de plantas de tratamiento, construcción de embalses o desalinización de agua de mar, pero los costos de estos estudios impactan en la rentabilidad del Canal.

Hay temor real de que las navieras opten por usar rutas marítimas como el Canal de Suez que, según reconoce la ACP, ha reducido los peajes en un 60% y sus costos de operación son más baratos, por lo que será un verdadero desafío el revertir esta situación.


Compártelo con tu red

Deja un comentario