Exportar más implica menos restricciones

Compártelo con tu red

La consecuencia comprobable de una limitación de exportaciones es una baja en los ingresos por ventas al exterior, y cuando esta restricción lleva varios años, los efectos son aún peores.

De acuerdo a lo publicado por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), la nación habría recibido un ‘extra’ de U$S 6.000 millones por la venta al exterior de productos agroindustriales.

En el informe de la entidad, se destaca que son 41 productos los que tienen cupos para su exportación y desde Cadex, especifican que productos como soya y sus derivados, carne bovina, azúcar y derivados de caña de azúcar, maíz y sorgo deben tramitar un Certificado de Abastecimiento y Precio Justo para poder exportar.

El IBCE detalla que incluso con estas restricciones crecen las agroexportaciones y que a pesar de la falta de biotecnología, crecen las exportaciones de alimentos.

Con esta situación, entidades como la Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas de Bolivia (Caniob) se muestran contrarias a los limitantes de las exportaciones ya que o bien hay excedentes suficientes luego de abastecido el mercado interno o son producto con un consumo mínimo en el país (como en de harina solvente de soya y la cascarilla).


TodologisticaNEWS: Las principales noticias sobre puertos, logística, transporte y comercio exterior.


close

SUSCRÍBETE

¡Se parte de la
comunidad de
TodoLOGISTICA !


Compártelo con tu red

Deja una respuesta

Translate (traduzir) »