Marketing y Logística un matrimonio ganador

Compártelo con tu red

Con el crecimiento del comercio electrónico y la pandemia, vivimos en un entorno cambiante e incierto donde las empresas buscan la transformación integral de su cadena de valor para poder seguir siendo competitivas y rentables. 

Transformar el modelo de negocio para adaptarlo a esta nueva era y un nuevo consumidor con nuevos procesos, no significa digitalizar lo que se tenía, sino que es necesario repensar el modelo y las formas de llegar a los clientes, ahora mucho más exigentes y más informados, que utilizan distintos canales y plataformas para consumir. Una verdadera metamorfosis, donde lo importante es ofrecer a los clientes lo que buscan, cuándo y dónde lo necesiten en el menor tiempo posible.

Todos la inversión que las marcas realizan en marketing y en desarrollar su plataforma web (SEO, medios de pago seguros, UX, publicidad, etc.) con el objetivo atraer a sus clientes y poder vender más, se pueden echar a perder si no se cuenta con una impecable gestión logística que empieza en el momento que el cliente finaliza la compra online (clic). 

Después del clic todo es Logística

El comercio online o ecommerce abre un mundo de posibilidades de comercializar sus productos tanto nacional como internacionalmente. Esto supone muchas ventajas, pero pone sobre la mesa, conceptos como la omnicanalidad, la internacionalización, la logística inversa que conllevan una gestión más compleja y sofisticada de la cadena de suministro. 

Por eso, las empresas deben estar preparadas para adaptarse a este canal de venta y afrontar los retos que implica la logística que hay detrás del E-Commerce, con el objetivo de operar en un canal que supone y supondrá una ventaja competitiva ante los nuevos hábitos de consumo de la sociedad.

Desafíos como la omnicanalidad y el stock integrado requieren dotar a la infraestructura de los sistemas de gestión y procesos adecuados para establecer los nuevos estándares de servicio. Así también ganar en flexibilidad y capacidad de reacción a los picos de demanda de las distintas campañas (Buen fin, rebajas, Navidad, etc.), mejorar los tiempos de entrega y ofrecer al usuario información del pedido en tiempo real.

Logisfashion ayuda a sus socios, marcas de moda, hogar y lifestyle a alcanzar estos retos, así como a cumplir con los cuatro requisitos de la logística E-Commerce eficiente: rapidez, cercanía, integración y flexibilidad. No hay que olvidar que una vez que el consumidor ha realizado el último clic para efectuar la compra online, todo lo que viene después es logística. De su buen funcionamiento dependerá que ese usuario final vuelva a comprar o no, en una determinada tienda digital.


Compártelo con tu red

Deja una respuesta