La ACP limita el calado de los buques por faltas de lluvia

La naturaleza le está jugando en contra a la logística en el Canal de Panamá, donde las autoridades plantean medidas específicas ante la falta de lluvias.

Debido a la sequía, la cual inició el pasado 23 de noviembre de 2018, los lagos Alajuela y Gatún, que son fuentes de abastecimiento para operaciones de la vía interocéanica, se han visto fuertemente afectados, razón por la cual la ACP anunció un ajuste de calado a las navieras para los buques Neopanamax, lo que significa que deben transportar menos carga para alcanzar menos profundidad durante el tránsito.

Desde el día de hoy, el calado máximo permitido será de 49 pies y desde el 27 de febrero, será de 48 pies,en detrimento de los normales 50 pies de calado que se da en las condiciones normales.

Según palabras de Carlos Vargas, vicepresidente de Ambiente y Agua en la ACP, esta limitación no tiene un efecto significativo en las finanzas de la vía.

Actualmente, existe un déficit de 2,40 metros de diferencia negativa en el Lago Alajuela respecto a los niveles óptimos para la época.

Visite nuestros patrocinadores

¿Quieres sumar tu anuncio?

Deja un comentario