El comercio exterior de la región, uno de los menos competitivos del mundo

Desde hace tiempo se ha indicado que Latinoamérica es una de las regiones con mayores costos logísticos del planeta, dado en gran medida por acciones burocráticas y lentitud a la hora del proceso de comercio exterior.

Datos de la División de Comercio Internacional e Integración de la Cepal confirman que debido al accionar deficiente de sus servicios de aduana, en América Latina y el Caribe se registran mayores tiempos y costos asociados a la importación y exportación general de bienes comparado a lo que sucede en otras partes del mundo.

En el informe “Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2018″, se indican las carencias en infraestructura, complejidad de la normatividad aduanera y falta de capacitación del personal, con un promedio de 65 horas y un costo de U$S 681 para el cumplimiento fronterizo asociado a la importación de un contenedor.

Desde la entidad internacional, explican que para formentar una mejora en el comercio exterior, es vital la reducción de tiempos y costos logísticos.

El documento publicado por la Cepal, consigna que ciertos Estados ofrecen trámites de importación simplificados para las operaciones, con los cuales las empresas de mensajería express o los servicios postales están facultados para efectuar el pago de los derechos e impuestos aduaneros de forma consolidada, o se prevén tiempos de desaduanamiento más cortos para estos embarques. No obstante, los regímenes aduaneros actuales fueron concebidos y diseñados de acuerdo con los patrones del comercio tradicional y han evolucionado poco para enfrentar los desafíos que plantea el comercio electrónico transfronterizo.

Para que esto cambie, desde Cepal sugieren cambios de fondo y un desarrollo normativo, tanto a nivel nacional como internacional.

Deja un comentario