Crisis hídrica: investigadores coinciden en que la bajante de los ríos Paraná y Uruguay se debe «a la falta de lluvias» en la región

Compártelo con tu red

La sequía podría extenderse pasado el verano en la región por la falta de lluvias desde las altas cuencas desde Brasil, afectando a Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina. Los daños ambientales y económicos, sumado a las posibles crisis de escasez de agua potable en algunos lugares obligará a un Plan de Contingencia y Adaptación Climática. «Lo que se necesitan es que lleguen las lluvias, se ha prologado demasiado las sequías y desde hace varios meses los campos, los animales, los cultivos y las vertientes sufren el impacto», explicó el biólogo y ex director del Centro de Ecología Aplicada del Litoral, Juan José Neiff, desde su residencia en Paso de los Libres.

En diálogo con el programa Actualidad Esquina, el profesional analizó las causas y los efectos de la bajante del río Paraná: «Es complejo prever con exactitud hasta cuándo se extenderá la sequía, se estima pasado el verano, pero es necesario estudiar la situación y analizar el impacto del manejo de las represas en la media y alta cuenca», remarcó.

Su reflexión principal fue que «son fenómenos naturales posibles, no hay que pensar como una eventualidad, y por ello cuando se hace planeamiento de una actividad, hay que contemplar las contingencias posibles, esa es la primera lección que podemos aprender de lo que está sucediendo en la actualidad. No hay que preocuparse de lo que pasa, sino que hay que ocuparse de trabajar hoy en soluciones, en un comité de crisis, por ejemplo», concluyó.

En tanto, especialistas de universidades nacionales ubicadas en la Cuenca del Plata coincidieron en sus opiniones en que la bajante del río Paraná, la más importante de los últimos cincuenta años, se debe a la falta de lluvias en la zona. Investigadores del Litoral, Entre Ríos, Nordeste y Misiones describieron en un informe para el Suplemento Universidad de Página 12 que se trata de un fenómeno como “natural”, consecuencias de diversos factores, y que es una situación “preocupante”, ya que los registros de otras situaciones similares se remontan a principios del siglo XX.

Si bien explicaron que se trata de procesos cíclicos que se registran en cualquier cuenca y alertaron sobre la depredación de la fauna del río por parte de empresas privadas –sólo está permitida la pesca de subsistencia–, además advirtieron que la falta de lluvias podría impactar en el abastecimiento de agua potable y la generación de energía. En todos los casos, remarcaron la necesidad de que el Estado ejerza su poder de control.

Ubicado en la Cuenca del Plata, que comprende a Argentina, Paraguay, Brasil, Bolivia y Uruguay, el Paraná tiene una extensión de 4.800 kilómetros. Sus principales tributarios son los ríos Grande, Paranaíba, Tietê, Paranapanema, Iguazú, Paraguay y Salado; y otros argentinos como Piray Guazú, Guayquiraró, Corrientes, Yabebirí, Gualeguay, Carcarañá, Arrecifes, Ludueña, Santa Lucía y Urugua-í, entre otros.

“La situación hidrológica en la Cuenca del Plata es muy preocupante. Las lluvias son absolutamente insuficientes para la época del año y los pronósticos anuncian para los próximos días muy pocas lluvias en la porción brasileña de la cuenca, que no alcanzan ni para satisfacer dos días de la evaporación normal de la época”, explicó Enrique Gandolla, ingeniero en Recursos Hídricos de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM).

Gandolla anticipó que “de prolongarse esta situación, la sequía se profundizará y sus efectos agravará la producción rural, el abastecimiento de agua potable, la hidroenergía, la navegabilidad, el turismo y otras actividades”. Puntualizó que en la represa de Urugua-í, de Misiones, “desde hace algo más de una semana se paró la generación de energía a partir de la central hidroeléctrica del arroyo Urugua-í, de 120 megavatios, por falta de agua”. “En la actualidad, el problema es bastante más complejo que culpabilizar a Brasil por el manejo de sus represas”, subrayó.

Fuente: misionesonline.net


Compártelo con tu red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *