China regista en marzo su primer déficit comercial en seis años

El dato puede significar un preocupante cambio de tendencia para el gigante asiático, cuya economía es dependiente de sus exportaciones.La balanza comercial de China registró un déficit de 7.240 millones de dólares en el pasado mes de marzo, según informó la Administración General de Aduanas. Es la primera vez en seis años que este gigante económico se encuentra en esta situación (el último déficit fue en abril de 2004).
Esto supone un cambio de tendencia en un país que tradicionalmente ha dependido de las exportaciones, especialmente de productos de bajo precio y valor añadido, para mantener su rápido crecimiento económico -en torno a un 10 por ciento anual- en las últimas tres décadas.
Hace tan solo tres meses, la misma Administración General de Aduanas de Pekín daba a conocer que las exportaciones del país ascendieron en el mes de diciembre a 130.700 millones de dólares, aumentando, tras 14 meses de caída, un 17,7 % con respecto al mismo mes de 2008.
Las importaciones aumentaron en mayor medida, un 55,9 % (112.300 millones de dólares). Datos que le dejan muy cerca de superar a Alemania como el primer exportador mundial.
El comercio exterior del país asiático ascendió el pasado marzo 231.460 millones de dólares, el 42,8 por ciento más respecto al mismo mes del año anterior, según Efe.
Las exportaciones en el tercer mes del año llegaron a 112.110 millones de dólares, el 24,3 por ciento más que en el mismo mes de 2009, mientras que las importaciones totalizaron 119.350 millones de dólares, una subida del 66 por ciento.
El total acumulado del año (enero-marzo) presenta una balanza positiva para China de 14.490 millones de dólares, aunque éste superávit es un 76,7 por ciento menor que el del mismo periodo de 2009, destacaron los datos de las aduanas chinas, citados por la agencia oficial Xinhua.
En febrero, el comercio chino tuvo un superávit de 7.600 millones de dólares, pero economistas y el propio Gobierno chino -por boca de su propio primer ministro, Wen Jiabao- ya habían avanzado que en el tercer mes del año podría cambiar la tendencia del último lustro, dato que ahora el Gobierno chino podría usar para defender su política de no revalorizar el yuan, pese a las presiones de Estados Unidos en este sentido.
La crisis financiera ha dañado especialmente las exportaciones del gigante asiático, en el que miles de fábricas cerraron sus puertas como consecuencia de un descenso de demanda desde Occidente.
A pesar de estos datos, se prevé que China supere este año a Japón como segunda potencia económica del mundo. Una posición que tiene a su alcance teniendo en cuenta que en un año de grave crisis financiera internacional, China creció un 8,7 por ciento (3,48 billones de euros)
 
Fuente: CIRA 

Deja un comentario