Pros y contras del crecimiento del transporte de cabotaje en Brasil

Compártelo con tu red

Si bien el crecimiento del transporte marítimo de cabotaje en Brasil no para de crecer, las navieras coinciden en que debe mantenerse la calidad de servicio.

Datos oficiales confirman que el crecimiento promedio en los últimos 10 años de este tipo de transporte ha sido del 10% anual y para el tercer trimestre del próximo año, los operadores de cabotaje esperan una total recuperación de la economía brasileña superado el corona virus y con ello,  se necesitarán más buques – probablemente en el rango de 2.500 a 5.000 TEUs – por lo que el Ministro de Infraestructura, Tarcisio Gomes de Freitas, intensificará su plan radical, llamado BR do Mar, para abrir la costa brasileña de 7.400 km de largo al fletamento a largo plazo con banderas extranjeras, pero con la condicionante de dos tercios de la tripulación brasileña.

Ante este plan que seguro tiene grandes beneficios, algunos analistas aseguran que esta apertura del fletamento por tiempo a buques de bandera extranjera podría tener algunas consecuencias no deseadas, como por ejemplo la aparición en el mercado de operadores inexpertos y mal preparados, «operando baldes oxidados» que «arrastrarán la reputación de todos los operadores de cabotaje y costeros».

Por el contrario, otros expertos dicen que equilibrar la matriz de transporte brasileña es crucial para mejorar la competitividad de las empresas y permitirá a los clientes acceder a una cobertura más amplia con una capacidad adicional, y también permitirá una cadena logística más eficiente con reducciones de costos que ayudarán a los clientes a llegar a nuevos mercados.


Compártelo con tu red

Deja un comentario