Desarrollar el transporte de cabotaje mexicano, una deuda pendiente

Los números registrados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) indican que el 2018 no fue el mejor año para el transporte de cabotaje en el país.

La información de la entidad confirma que hubo una baja de 8.3% interanual en el movimiento de carga de cabotaje en puertos mexicanos, comparado con el año anterior.

En si, el transporte de cabotaje está reservado para navieras mexicanas, pero en casos donde las firmas locales no cuenten con embarcaciones adecuadas de bandera mexicana o no puedan proveer el servicio, se permite temporalmente a las embarcaciones extranjeras prestar servicios de cabotaje.

Para tratar de cambiar la situación, el gobierno mexicano plantea el desarrollo de «carreteras marinas» que implica el desarrollo de más servicios de cabotaje y de transporte marítimo a corta distancia para servicios de altura, debido que reduce costos en un 30% siendo que se transporta mucho más que lo que se logra con el transporte terrestre.

Teniendo en cuenta los dos medios de transporte, el marítimo representa una reducción del 75% en las emisiones de CO2 a la atmósfera, otra buena razón para impulsar mayores servicios de cabotaje marítimo.

Deja un comentario